Menú Cerrar

El último verso

Todos se van, poco a poco. Y los demás, como tú y yo, compañero, también nos iremos.

Hoy le comentaba en Twitter a mi amiga Concepción Martín Moreno que me había impresionado que Franco Battiato se hubiera ido en silencio, aquejado de la muerte traidora y prematura del alzheimer. No sé, quizá fue mejor así. Quizá ya había dicho todo lo que tenía que decir. Y quizá ese último gran silencio y la pérdida de memoria fue el último verso de su obra poética.

Y aquí os dejo cómo La Casa de Papel utilizó su Centro di gravitá para una de sus escenas míticas.

Publicado en Música

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.