Menú Cerrar

María.org y la extraña recogida de firmas

Mi hija María (10 años) está liderando una campaña de recogida de firmas en el cole. Su clase quiere cambiar la disposición de las mesas del aula. Son 23 niños en clase y lleva 69 firmas.

Ha pedido apoyo a niños de otras clases en el patio, incluso (alucinad) a profesores. Un compañero de su clase (cuyo padre tiene un comercio) le ha prometido que mañana le llevará gomitas con las que se hacen pulseras para cambiarlas por firmas.

–María, hija, eso no se hace.

–Papá, ¿no regalan bolis los partidos políticos en la plaza del pueblo? –me ha contestado, haciendo alusión a las campañas electorales que estamos viviendo en nuestra localidad.

Creo que no tengo escapatoria. Mi hija va a ser política. Y de las duras de roer. Esta tarde me ha pedido mi firma y, evidentemente, se la he dado.

Por si acaso, le voy a empezar a hablar del sistema de pensiones y de la precaridad laboral. Hay que preparar el camino.

Publicado en Sin categoría

2 Comentarios

  1. David Colomer

    Partiendo de que todo ciudadano debe estar implicado en el gobierno de la polis, me parece genial. Coméntale la posibilidad de abrir una petición de firmas en change.org para darle más visibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *