Menú Cerrar

Madrid de los Austrias

Recuerdo una tarde de primavera de hace muchos años. Un amigo y yo caminábamos por el Madrid de los Austrias, insólitamente tranquilo y vacío a esas horas. El sol tibio se reflejaba en los cristales de los balcones. Sólo oíamos nuestros pasos sobre el empedrado, hasta que, de un balcón abierto, sonó esta melodía que, desde entonces, me acompaña siempre.

Publicado en Sin categoría

2 Comentarios

  1. amelie

    Uf, nunca habíamos hablado de Madredeus, amigo… Creo que nos quedan muchas horas de charla jajaja… Ésta no es de mis canciones favoritas, pero ponme “Um amor infinito” o “Ecos na catedral” o “O paraiso” y me emociono como boba. ¿Nunca los viste en directo?Besos de color naranja

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: