Menú Cerrar

El albatros

Indefectiblemente, cuando el albatros no podía dormir (o cuando, por la tormenta, había dormido muy poco la noche anterior) le asaltaban mil pensamientos negros, caía en barrena por la madrugada. Deseaba ser gorrión o cualquier pájaro de pequeño tamaño para pasar desapercibido.

Publicado en Sin categoría

3 Comentarios

  1. Anonymous

    El albatros volará con esa desazonada sensación durante algunas horas pero luego olvidará y se presentirá luminoso. Habrá otras tormentas, a muchas sobrevivirá.yo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: